En sentido estricto, como se considera aquí, es el conjunto de los fondos (dinero), bienes y derechos de los que es propietario o titular una persona física o jurídica (u otra entidad) y que tienen un contenido económico valorable en dinero.

En sentido amplio, el patrimonio también incluye las obligaciones contraídas. Con esta consideración, se compone de un activo (fondos, bienes y derechos) y de un pasivo (deudas).

El patrimonio puede ser individual (de una persona) o compartido (colectivo), como sucede en el caso de los bienes gananciales matrimoniales o de las comunidades de bienes, o cuando hay copropiedad.

Son quienes padecen dificultades extraordinarias para atender sus deudas de préstamos o créditos hipotecarios y, según los parámetros establecidos legalmente (ingresos, dimensión de la unidad familiar, edad, variación de la situación económica…), tienen la consideración de personas situadas en el umbral de exclusión.

La normativa contempla para estos deudores ciertas medidas de reestructuración de la deuda, reducción de gastos, flexibilización de los procedimientos de ejecución hipotecaria…, algunas asociadas a un Código de Buenas Prácticas al que pueden adherirse las entidades bancarias.

Vía especial para la obtención del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI).

Se puede acceder al BEPI por esta vía si no se pudieron pagar las deudas indicadas como presupuesto para la vía automática, pero se cumplen ciertos requisitos.

Por esta opción el deudor deberá comprometerse a pagar las deudas pendientes no exonerables mediante un plan de pagos de hasta cinco años. Pueden ser deudas pendientes por créditos contra la masa, créditos concursales privilegiados, impagos de alimentos y créditos de administradores públicos. En algunos casos pueden incluirse también algunos créditos ordinarios.

09 de enero 2021

¿Qué bienes son inembargables en la Ley de la Segunda Oportunidad? | ✅ FAQ #5

Ley de la Segunda Oportunidad

GRATIS