La calificación de concurso culpable es uno de los motivos que impiden lograr la cancelación de deudas mediante el BEPI.

Un concurso de acreedores se puede calificar como culpable por ciertos motivos achacables al deudor.

Estos son algunos:

  • Generar o agravar su insolvencia por negligencia grave o mala fe (intencionalidad).
  • Alzarse con todos o algunos de sus bienes en perjuicio de sus acreedores
  • Retrasar o dificultar embargos o ejecuciones.
  • Ocultar bienes de su patrimonio de modo fraudulento o simular situaciones patrimoniales ficticias.
  • Cometer imprecisiones o falsedades en documentos para el procedimiento o contables.
  • Incumplir deberes de colaboración con el concurso, sin justificarlo.
03 de enero 2021

¿Es importante ser deudor de buena fe en la Ley de la Segunda Oportunidad? | ✅ FAQ #32

Ley de la Segunda Oportunidad

GRATIS