Vía para la obtención del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI) contemplada por la Ley Concursal como régimen general.

Permite obtener de modo inmediato, al finalizar el concurso consecutivo, la exoneración de las deudas si el deudor puede saldar ya las que tenga pendientes que correspondan a las partidas de créditos contra la masa y créditos privilegiados.

No obstante, si cumpliendo los requisitos para optar a un Acuerdo Extrajudicial de Pagos el deudor ni siquiera lo intentó, también tendrá que saldar un 25 % de las deudas por créditos ordinarios que tenga pendientes.

No son exonerables, según la Ley, las deudas con acreedores públicos o por impagos de alimentos.

Vía especial para la obtención del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI).

Se puede acceder al BEPI por esta vía si no se pudieron pagar las deudas indicadas como presupuesto para la vía automática, pero se cumplen ciertos requisitos.

Por esta opción el deudor deberá comprometerse a pagar las deudas pendientes no exonerables mediante un plan de pagos de hasta cinco años. Pueden ser deudas pendientes por créditos contra la masa, créditos concursales privilegiados, impagos de alimentos y créditos de administradores públicos. En algunos casos pueden incluirse también algunos créditos ordinarios.

Modo coloquial de referirnos a las deudas que corresponden a créditos (derechos de cobro) que tienen prioridad en el procedimiento de concurso.

Ello puede deberse a que forman parte de la partida de créditos contra la masa (que se pagan inicialmente) o por encuadrarse en las categorías de créditos con privilegio especial o general, que se pagan a continuación con el patrimonio del deudor, si existe.

Las partidas con menor preferencia son los créditos ordinarios y, en último lugar, los subordinados.

15 de enero 2021

¿Me puede perjudicar no intentar llegar a un acuerdo previo con mis acreedores? | ✅ FAQ #27

Ley de la Segunda Oportunidad

GRATIS