Empresas, entidades o entes que ostentan una titularidad de derechos y obligaciones diferente de la de los individuos que las integran.

Pueden ser:

  • Asociaciones de interés particular (civiles, mercantiles o industriales) a las que la ley concede personalidad propia, independiente de la de cada uno de los asociados.
  • Asociaciones, corporaciones y fundaciones de interés público reconocidas por la ley.

Son personas jurídicas, por ejemplo, algunas sociedades civiles, las sociedades mercantiles, las sociedades cooperativas, las fundaciones de interés público, las entidades bancarias y aseguradoras, las mutuas profesionales, algunas ONG, las cámaras de comercio, los colegios profesionales, ciertas cofradías profesionales, las administraciones públicas, algunos organismos y entes de la administración…

En algunas sociedades mercantiles (las anónimas, las de responsabilidad limitada…) los socios solo tienen la obligación de realizar la aportación al capital social que corresponde a su participación.

No son responsables de las deudas sociales, que corresponden a la sociedad como entidad diferenciada.

Hay también sociedades, como las comanditarias, que tienen unos socios con responsabilidad limitada y otros con responsabilidad ilimitada.

23 de enero 2021

¿Puedo acogerme a la Ley de la Segunda Oportunidad si mi negocio es una sociedad con un único socio? | ✅ FAQ #18

Ley de la Segunda Oportunidad

GRATIS