Reunificación de deudas

Todo sobre la reunificación de deudas, actualizado en octubre de 2020.

 

Índice de contenidos

A continuación, te explicamos lo más relevante sobre la reunificación de deudas. Si precisas asesoramiento sobre esta materia, no dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros abogados. ¡La primera consulta es gratuita!

1. 

¿Qué es la reunificación de deudas?

Reunificar deudas consiste en agrupar todos los préstamos en uno solo, lo cual implica cancelar los anteriores y volver a contratar uno nuevo que concentre todos los pagos. De esta manera se paga menos cada mes, pero durante más tiempo.

Se aceptan todo tipo de deudas: la hipoteca, el crédito del coche, cargos en la tarjeta de crédito, deudas con la Administración o cualquier préstamo al consumo.

La reunificación de deudas es recomendable cuando el nivel de endeudamientos supera los ingresos.

 

2. 

¿Cómo funciona?

Lo primero que hay que hacer es sumar lo que queda por pagar de cada préstamo junto a los intereses.

Después, se puede acudir a una empresa mediadora o a una entidad financiera (banco o caja) para explicar la situación y escuchar una propuesta.

Sin embargo, si estás en una situación en la cual no puedes (o te cuesta) afrontar el pago de tus deudas, te recomendamos que consultes con un abogado especializado en deudas.

 

3. 

¿Cuáles son los requisitos?

Al reunificar deudas se acaba pagando menos al mes, lo que implica una situación de alivio. Pero hay algunas condiciones:

  • No se pueden unificar unas deudas si y otras no.
  • Se comprobarán los ingresos mensuales o que no se esté incluido en una lista de morosos.
  • Hay que demostrar que se tiene capacidad de pago.
  • Para poder llevar a cabo una unificación de deudas se ha de contratar un nuevo préstamo (personal o hipotecario) con el que se cancelen los préstamos o créditos existentes.

 

4. 

¿Qué tipos de reunificación de deudas existen?

La mayoría de entidades bancarias ofrecen agrupar las deudas ampliando la hipoteca, o incluso con una nueva. Aquí el inconveniente lo tienen aquellos usuarios que no poseen una vivienda en propiedad. Por ello existen varias opciones.

Reunificación de deudas con hipoteca

La nueva hipoteca no puede superar el 80% del valor del bien hipotecado. La reunificación hipotecaria es el mecanismo más utilizado porque más de un 80% de españoles es propietario de la vivienda en la que reside y el banco se guarda un as en la manga. La utiliza como una garantía de pago.

Las hipotecas tienen por lo general mejores condiciones que un préstamo personal o al consumo (es decir, se paga menos). Esto no quiere decir que no haya que asumir costes, se volverá a pagar la notaría, el registro de la propiedad e impuestos. Aquí el inconveniente es que si no pagas, el banco puede quedarse con la casa.

Reunificación de deudas con aval

Hay una segunda vía y es para aquellos que cuenten con un avalista, es decir una tercera persona que esté dispuesta a responder con sus bienes o ingresos si el deudor no paga su deuda.

Para los que no cuenten con un avalista, existe la opción de solicitar una reunificación de deudas mediante un aval propio, es decir, algún bien a su nombre, como un vehículo. Si no se puede llevar a cabo por ninguna de estas opciones, la solución es solicitar un préstamo.

Reunificación de deudas con un préstamo

Otra opción es solicitar un préstamo personal por el valor total de todas las deudas acumuladas para poder cancelar los préstamos anteriores. El cliente asume el coste del nuevo préstamo, con sus intereses, además del coste de los que se liquidan.

 

5. 

¿Implica algún gasto?

Es probable que al juntar todos los préstamos y créditos en uno solo lo que nos salga a pagar crezca. Además, hay una serie de gastos que siempre se asumen. Estos son los más comunes:

  • Gastos por cancelar de manera anticipada los préstamos que se tenían.
  • Los intereses que haya compromiso de pagar.
  • La comisión de estudio o los gastos de formalizar una nueva hipoteca.
  • Formalizar la apertura de un nuevo préstamo y sus comisiones.
  • La comisión en caso de intermediación para aquellos que hayan optado por una agencia mediadora.

Es conveniente consultar con varias entidades antes de tomar la decisión o utilizar un simulador y comparar alternativas.

 

6. 

¿Cuánto se tarda en reunificar deudas?

El tiempo puede variar mucho según el tipo de cliente o la entidad que lo gestione, también depende de si se cambia de banco. Si solo se tiene en cuenta lo que se tarda en conceder un nuevo préstamo, la media está entre 24 horas o 15 días.

 

7. 

¿Cómo reunificar deudas estando en ASNEF?

Si el cliente aparece en ASNEF (un fichero de morosos) lo habitual es que los bancos y entidades financieras rechacen de primeras la propuesta de reunificación, ya que no confían en que el deudor pueda hacer frente a los pagos.

Ahora bien, hay excepciones y depende de cada caso:

  • Si la deuda que aparece en ASNEF es pequeña (por ejemplo, una factura de teléfono atrasada) basta con pagar lo que se debe a la empresa y solicitar que te elimine del registro.
  • Si la deuda es mediana, se puede recurrir a un familiar o amigo. Cuando te acepten la reunificación en tu banco, se lo devuelves.
  • Hay empresas que se encargan de eliminar la deuda para que no suponga un inconveniente en la solicitud de financiación y después lo incluyen en el importe de la solicitud del préstamo.
  • Las opciones aumentan cuando se dispone de una propiedad, un aval o una persona que pueda avalar la operación.
  • También es importante el papel del cónyuge. Si la nómina del interesado es alta y también lo es la de la pareja, las probabilidades de conseguir unificar todas deudas aumentan aun apareciendo en ASNEF.

Incluir alguna propiedad como garantía, puede ser la clave porque la entidad quiere contar con ella si hubiera impago.

 

8. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de reunificar deudas?

Lo que está claro, es que es mejor intentar una refinanciación de nuestras obligaciones financieras, antes que llegar a una situación de impago total. Además, existe el derecho a retractarse hasta 14 días después de la firma del contrato. Pero como en todo, hay ventajas y desventajas.

Desventajas

Juntar todos nuestros préstamos y créditos en uno solo conlleva unos gastos que conviene tener en cuenta:

  • Costes de cancelar los préstamos de manera anticipada.
  • Comisiones por cancelación o amortización anticipada.
  • Gastos de solicitar un nuevo préstamo hipotecario.
  • Comisión por apertura de hipoteca.
  • Costes de tasación de la vivienda o inmueble hipotecado.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
  • Honorarios de la notaría.

Finalmente, conviene recordar que la deuda se alarga en el tiempo. Al empezar de cero se paga menos cada mes, pero se suman más meses o años.

Si se decide hacerlo a través de una agencia mediadora, esta cobrará su propia tarifa. Algo que no suele ocurrir al hacerlo con el banco.

Ventajas

La principal ventaja es que se acaba pagando una sola cuota con un solo interés, en lugar de varios préstamos cada uno con sus intereses.

Además, el importe mensual destinado a la amortización de la deuda se reduce y permite a los consumidores contar con más liquidez cada mes.

Los préstamos con garantía hipotecaria destinados a las reunificaciones tienen intereses más elevados que las hipotecas normales, pero algunos cuentan con un interés más bajo que los préstamos personales.

Si se contrata a una empresa que se encargue de todo el papeleo y de negociar, el proceso se simplifica porque solo hay que llamar y después aceptar el acuerdo.

Al final, una reunificación de deudas es un producto financiero más y ello implica la necesidad de que exista seguridad en el proceso.

 

9. 

Reunificación deudas de tarjetas de crédito

Generalmente, los que tienen una tarjeta de crédito (asociada al banco) abonan al final de mes todas las compras realizadas con ella, pero también se puede optar por pagar a plazos. Y esta operación genera intereses.

Lo mismo ocurre con las tarjetas revolving, porque solo permiten aplazar las compras. Endeudarse con las revolving no es difícil porque a veces los intereses son tan altos que se tiene que recurrir a otro préstamo solo para pagarlos.

Tanto es así, que el Tribunal Supremo se tuvo que pronunciar al respecto y considerar que si el interés es del 20% o más, se puede denunciar. La sentencia analizó un caso concreto, el de Wizink, que es la entidad que más denuncias acumula en España por este tipo de tarjetas. Pero también aplica a Carrefour o algunos bancos.

¿Pero qué pasa si no se paga?

Si se acumulan impagos de tarjetas de crédito o revolving, la consecuencia es el devengo de intereses de demora. Y ante esta situación es importante actuar rápido para no incrementar la deuda.

Sobre todo, porque si el propietario de la tarjeta no intenta solucionarlo, el banco iniciará acciones que agravarán la situación financiera del cliente:

  • El banco puede bloquear la tarjeta de crédito.
  • La deuda sigue generando nuevos intereses.
  • Se pagan más comisiones.
  • Se puede acabar en una lista de morosos.

Optar aquí por la reunificación de deudas, implica agrupar todas las deudas de cada una de las tarjetas en una y empezar a pagar lo que falte junto a los nuevos intereses.

 

10. 

Reunificación de deudas con impagos

Tener impagos es peligroso por varias razones. Uno, porque genera más intereses. Dos, porque la entidad financiera intentará quedarse con algo que el deudor tenga en propiedad, como un coche, una casa y hasta la nómina.

Si se llega a la situación donde se acumulan deudas con impagos, la mejor opción es hablar con el banco o bancos con los que se tiene la deuda y demostrar la voluntad de arreglo para poder negociar.

Así, podrá ofrecer un período de carencia, extender el plazo con cuotas más accesibles o refinanciar la deuda.

Si se decide no pagar, la deuda crece aún más por los intereses por demora y las comisiones por gestión de cobranza. Después, es posible que el banco inicie acciones por la vía judicial.

 

11. 

Reunificación deudas de microcréditos

Los microcréditos llevan de la mano la palabra rápido. Se conceden enseguida pero también hay que pagarlos cuanto antes, en algunos casos el plazo de devolución es de máximo 30 días.

Las cantidades suelen ser bajas pero aún así, puede darse el caso de que pasado el plazo no se cuente con el dinero para pagarlo.

La mejor opción es ponerse en contacto con la compañía con la que se ha contratado el producto para pactar un nuevo método de pago.

Si la cosa se complica y se opta por ampliar el microcrédito, o se acude a otra entidad a pedir otro y los intereses empiezan a subir, es mejor solicitar la reunificación de deudas donde se pueden agrupar todos, sin importar el tipo de interés ni el importe total.

 

12. 

Alternativas a la reunificación de deudas

La reunificación de deudas es recomendable cuando la cantidad total de las deudas en su conjunto no son muy altas. Cuando las deudas son más altas o se cuenta con varias hipotecas existen otras herramientas legales que podrían ser más interesantes:

La Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad es una normativa que permite a los deudores salir de la economía sumergida y paralizar los embargos. Pero hay que acreditar que no se dispone de suficientes recursos para pagar las deudas, es decir, estar en una situación de insolvencia actual o inminente. Es el equivalente al concurso de acreedores para empresas, pero pensado para personas físicas (familias, pequeños empresarios o autónomos).

La Dación de Pago

La dación en pago consiste en entregar un bien hipotecado como garantía para extinguir la deuda. En este caso, se puede resolver por completo la deuda con el banco o puede faltar o sobrar una parte. Si ocurre esto, la entidad tiene que acordar con el cliente cómo lo solucionan.

Ampliación de la hipoteca

Con este método al recibir el dinero se cancelan los préstamos personales pendientes y se consigue más tiempo para saldar la deuda. Además, suele tener un tipo de interés más bajo, ya que los plazos para las hipotecas son más largos que para los préstamos personales y los intereses son inferiores.

Carencia de capital

Durante el tiempo establecido, el deudor, solo amortizará con sus pagos los intereses del préstamo.

Carencia total

Implica dejar de pagar toda la cuota, sin intereses y capital. En los dos casos, la cantidad que el usuario deja de abonar temporalmente será cobrado por el banco después, y se recalcula el préstamo.

 

13. 

Código de Buenas Prácticas Bancarias

Siguiendo con el punto anterior, los deudores también pueden encontrar su aliado en el Código de Buenas Prácticas Bancarias, pensado para proporcionar ayuda a todas aquellas familias que padecen dificultades económicas y no pueden hacer frente al pago de la hipoteca de su vivienda habitual y estén en situación de especial vulnerabilidad.

El Real Decreto-Ley 6/2012, modificado posteriormente por la Ley 1/2013, la Ley 25/2015 y Real Decreto-ley 5/2017, da derecho a reestructurar la deuda hipotecaria. Y conlleva una rebaja del tipo de interés, instauración de periodo de carencia y ampliación del plazo de amortización.

Hay que cumplir una serie de requisitos:

  • Ser persona física y  tener suscrito con el banco contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria sobre la primera vivienda o vivienda habitual, vigentes a la fecha de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 6/2012.
  • También se pueden acoger usuarios con contratos formalizados con posterioridad a esa fecha y que se encuentren en el umbral de exclusión de acuerdo con los requisitos definidos en la normativa.

 

14. 

¿Dónde puedo reunificar deudas?

El proceso lo puede gestionar una empresa mediadora, de intermediación financiera, la entidad bancaria o abogados y economistas especializados en deudas.

Este tipo de compañías asesoran, resuelven dudas y trabajan para encontrar la opción de financiación que mejor se adapte a las necesidades y particularidades de cada caso, con las mejores condiciones posibles para su devolución.

En Libertad Sin Deudas trabajamos con algunos de los mejores abogados y asesores jurídicos. Contamos con colaboradores en toda España. Puedes contactar con ellos sin ningún compromiso y te asesorarán.

 

15. 

¿Cómo reunificar deudas con bancos?

No todas las entidades bancarias tradicionales ofrecen préstamos o créditos de reunificación de deudas. La mayoría sin embargo, cuenta con simuladores donde se puede calcular cuánto costaría hacerlo. Esta opción servirá para hacerse una idea, pero siempre es mejor acudir a una oficina o hacer la gestión por teléfono.

Reunificar deudas con ING

ING tiene un simulador de préstamos personales online donde hay que indicar cuál es la finalidad de este. En este caso sería “cancelación de otros préstamos”. La cantidad mínima que se puede solicitar es 6.000 euros y la máxima 60.000 euros a través de un Préstamo NARANJA, donde solo puede haber un único titular y está dirigido a trabajadores por cuenta ajena.

Reunificación deudas con Cajamar

Cajamar dispone de un servicio de reunificación de deudas llamado Financiación Agrupa.

El requisito de Cajamar es que no haya demoras en el pago de los préstamos, créditos o tarjetas de crédito (con un máximo de 6 tarjetas por operación) que se quieran agrupar.

El importe solicitado no podrá ser inferior a 300 euros ni superior a 60.000 euros, con un plazo máximo de 120 meses. El banco gestiona de manera gratuita la cancelación de todos los préstamos que se agrupen.

Reunificación de deudas con el Banco Santander

Con el simulador de préstamos personales del Banco Santander se puede comprobar si está preautorizado en solo un momento y en pocos pasos. Ofrecen hasta 60.000 euros a devolver en un máximo de 8 años.

Reunificación de deudas Banco Popular

El Banco Santander compró el Popular en 2017. Al desaparecer la entidad, cualquier deuda continúa vigente, pero cambia de acreedor y ahora toca ajustar cuentas con el Santander. Puedes acceder al simulador de préstamos personales del Banco Santander mencionado en el punto anterior.

Reunificación deudas con Bankinter

En el simulador de préstamos personales de Bankinter, disponible para clientes y no clientes, hay que indicar si se prefiere hipoteca o préstamos. En el caso del segundo, cuál es la finalidad del préstamo, el nivel de ingresos y los gastos mensuales.

Reunificar deudas con CaixaBank

La calculadora de CaixaBank permite solicitar financiación a medida, eligiendo la cuota y plazo que mejor se adapten a cada caso.

Reunificar deudas Banc Sabadell

Los préstamos y créditos que ofrece el Banc Sabadell, así como la hipoteca también se pueden calcular desde su web. La entidad ofrece hasta 60.000 euros a través del Préstamo Expansión a pagar entre 24 y 60 meses.

Reunificar deudas BBVA

El BBVA ofrece condiciones de financiación a medida según las necesidades de cada cliente. Con el simulador de préstamos del BBVA se puede elegir el importe, el plazo de devolución, calcular la cuota del préstamo y conocer los intereses. Además, distingue entre aquellos que tengan la nómina o pensión domiciliada y los que no.

Reunificar deudas Bankia

En el simulador de hipotecas de Bankia, o en el de préstamos personales también se puede calcular la cuota que necesitas y conseguir crédito.

Reunificar deudas con Abanca

En la pestaña de préstamos y créditos personales de Abanca ofrecen la opción de trasladar los préstamos de hasta 50.000 euros que se tengan con otra entidad y ofrecen bajar el tipo de interés sea cual sea.

Reunificar deudas Caja Rural

En este enlace de Rural Vía, se accede al simulador de préstamos personales e hipotecarios que ofrece la entidad.

Reunificar deudas Deutsche Bank

El banco alemán Deutsche Bank, dispone de una calculadora de cuota mensual según el tipo de préstamo que se elija (fijo o variable), el plazo del préstamo y el número de cuotas por año que se desee (a elegir entre 12 y 14 cuotas). Aunque advierten que los resultados de las simulaciones son orientativos.

Reunificar deudas Evo

A través de Evo puedes solicitar un préstamo desde 3.000 euros hasta 50.000 y elegir la cuota que se quiere pagar cada mes en función del plazo y el importe solicitado. El préstamo personal EVO tiene un plazo de devolución de entre 1 y 8 años.

Reunificar deudas Unicaja

Esta entidad no cuenta con un simulador, pero en el siguiente enlace se pueden consultar todos los préstamos personales que ofrece Unicaja, que llegan hasta los 60.000 euros con 8 años para devolverlo.

Reunificar deudas Cajasur

Cajasur dispone de un espacio en el que se puede consultar, solicitar cita con un asesor y llevar a cabo simulaciones de sus productos y servicios.

 

16. 

¿Cómo reunificar deudas con entidades financieras especializadas?

La mayoría de entidades financieras online ofrecen una calculadora de reunificación de deudas para que se pueda ver la letra que quedaría al mes. Aunque hay que comprobar si la calculadora incluye los gastos de la operación y el seguro.

Realizar una simulación no conlleva ningún compromiso con la entidad, por lo que se pueden utilizar diversos simuladores de reunificación de deudas y más tarde, comparar los resultados para optar por la reunificación que más conviene.

Algunas no cobran por el servicio ofrecido hasta obtener resultados. A continuación, se muestran algunos ejemplos:

Reunificar deudas con Cetelem

Cetelem ofrece un préstamo exclusivo para reunificar deudas y aquí se puede hacer la simulación. No piden aval y ofrecen préstamos al consumo para pagar deudas de hasta 60.000 euros por un periodo de 10 años.

Reunificación de deudas Cofidis

Cofidis, también cuenta con un simulador de créditos y préstamos personales, con tipos de interés desde 4,95% TIN. Tampoco piden aval e igual que Cetlem ofrecen préstamos al consumo para pagar deudas de hasta 60.000 euros por un periodo de 10 años.

Reunificar deudas SuitaPrest

SuitaPrest ofrece préstamos para la reunificación de deudas utilizando garantía hipotecaria, es decir que la propiedad sirva de garantía.

Reunificar deudas con Inmofinan

Inmofinan es otra empresa que ofrece servicios adaptados, ya sean préstamos personales, autónomos o empresas, hipotecas, microcréditos, financiación empresarial y la obtención de líneas de crédito ICO.

Reunificar deudas con Agencia Negociadora

Agencia Negociadora asegura reducir el pago hasta un 80% pero sólo con vivienda en propiedad, hipotecada o no. Los plazos que ofrecen son entre 8 y 30 años, con una TAE desde 1,25% hasta 11,74%. Las condiciones finales dependen del perfil de crédito y la oferta de financiación tiene que ser aprobada por la entidad financiera.

Reunificar deudas con GE2010

GE2010 es otra empresa que se encarga de negociar financiación para conseguir mejorar el tipo de interés y obtener liquidez.

Primero realiza un estudio gratuito y después analiza si la operación es viable o no. Si es que sí, se encargan de la negociación y trámites. No cobran sin tener un resultado positivo. En su caso, ofrecen reducir hasta un 70% los pagos y de esta forma disponer de un poco de tranquilidad financiera.

 

17. 

Documentación necesaria para reunificación de deudas

Hay empresas que sólo pedirán (de entrada) el DNI y la escritura de la vivienda, pero a nivel general, la documentación que solicite una empresa de reunificación de deuda variará en función de la compañía y del régimen laboral.

Así, a los asalariados les pedirá:

  • Contrato de trabajo.
  • Tres últimas nóminas.
  • Declaración de la Renta o IRPF año anterior.

A los autónomos necesitarán:

  • Declaración de la renta de los dos últimos años.
  • IVA del año anterior y el de los trimestres del año en curso.
  • Tres últimos recibos de la cuota de autónomos.

En el caso de los pensionistas, se solicitará:

  • Certificado de la Seguridad Social justificando ingresos.
  • Declaración de la renta del último año.

Hay algunos documentos que se repiten en todos los casos:

  • El DNI de todos los titulares de la deuda.
  • Los últimos recibos pagados de cada uno de los préstamos que se tengan.
  • En caso de embargo, autos judiciales o cartas de abogados reclamando algún préstamo.
  • Escrituras de las propiedades o nota simple del registro.
  • Si se utiliza la propiedad como aval, se pedirá la escritura de la vivienda y una tasación reciente.

Una vez que se envíe toda la documentación, la empresa se pondrá en contacto con el interesado y le informará del resultado del estudio.

Es aconsejable sondear diversas fuentes de financiación hasta conseguir las mejores condiciones para pagar menos.

 

Preguntas Frecuentes

GRATIS